Bruce Jackson es un enigma. Algunos le consideran como un lobbyista al servicio de la industria del armamento, otros afirman que es un enviado extraoficial de la Casa Blanca y los rumores sostienen que es un agente de la CIA. Si damos crédito a esta entrevista, realizada por Romain Gubert, Bruce Jackson no es nada de todo esto, sino un simple norteamericano ordinario, muy cercano a los medios neoconservadores quien, después de una carrera extraordinaria en la industria, decidió alejarse un poco de ella. Hoy, Bruce Jackson dirige una ONG cuyo objetivo es promover la implantación de la democracia en todos los lugares del mundo donde sea posible, con una predilección por Europa central y oriental. Y con este fin, se encarga de poner a los principales actores en contacto. Ahora bien, Bruce Jackson no se mueve en un mundo ordinario, pues tiene acceso a todos los círculos de poder del Antiguo y del Nuevo Mundo. Asi-
mismo, se le considera el padre de la famosa "carta de los Diez" que, en el momento de la guerra en Irak, reveló la fractura entre la "vieja" y la "nueva" Europa. No obstante, Jackson afirma que no fue más que el inspirador...