En pocos años, Avigdor Lieberman se ha convertido en una de las personalidades políticas más controvertidas y populares de Israel. Nombrado viceprimer ministro de asuntos estratégicos el pasado mes de noviembre, Lieberman tendrá que ocuparse principalmente de las relaciones con Irán. Ahora bien, son sus propuestas sobre la solución del conflicto israelo-palestino que lo han hecho popular. En esta entrevista realizada por Alexandre del Valle, el viceprimer ministro expone detalladamente su plan de separación. Un plan que se basa en tres elementos clave: intercambio de población y de territorios; acuerdo bilateral entre Israel y la Autoridad Palestina que sancionaría la creación de un estado palestino; y la adopción de una nueva ley sobre la nacionalidad. Lieberman está convencido de que dos pueblos que todo opone no pueden vivir en un mismo territorio. La separación franca y clara es la única solución si se desea evitar un nuevo derramamiento de sangre.